17 de noviembre de 2011

Reportaje: El Libro de Reglas


    Cuando se habla de los Libros de Reglas de nuestras hermandades nos referimos a dos aspectos especificos de ellas: por un lado el manual con los reglamentos que se usa como guía y rige la vida interna de una hermandad así como ordenando su estación de penitencia (esas reglas tienen que estar aprobadas por la autoridad eclesiastica); y por otro lado se entiende como libro de reglas a la insignia que porta un nazareno durante el cortejo procesional: ese libro puede ser el mismo y único reglamento por el que la hermandad se rige, o bien otro libro exproceso que solo se usa para la estacián penitencial

     
       Morfológicamente, estos libros varían mucho en sus formas de unas hermandades a otras; lo mas común es que tengan unas guardas de madera forradas en terciopelo con apliques en metal. El metal puede estar plateado o dorrado, o ser de plata de ley; también se encuentran en ocasiones apliques en marfil o predrería.
    
Los trabajos de orfebreria rara vez ocupa toda la superficie de la portada del libro, suelen estar en las esquinas del mismo y en la zona central, el la que normalmente se dispone el escudo de la corporación. También se encuentra el trabajo de metalistería en las cantoneras o cierres, imitando el aspecto de las antiguas encuadernaciones; cuando llevan broches lo son en numero de uno o dos, nunca superior a esa cifra. En otras ocasiones presentan guardas de cuero repujado con apliques en metal, y otras con guardas de carey con apliques en metal.
    El interior de los mismos varia mucho dependiendo de la época que datan, los mas antiguos presentan un número de páginas en papel grueso y otras (en menor número, a veces solo un par de hojas) realizadas en pergamino curado y encerado en el que se encuentran las ilustraciones, normalmete pintadas al temple.


 Fuente: La Gubia y el Tas




2 comentarios:

un hermano dijo...

falta el de la hermandad

paterosepulcro dijo...

Ya está la foto de nuestro libro de reglas portado por el Secretario Segundo de nuestra Hermandad. La instantánea es del Viernes Santo del año 2010