31 de marzo de 2008

Besapiés Ntro. Señor Yacente

Martes Santo, Santo Martes , Silencio , Silencio es la penitencia de esta Hermandad. 8,30 de la tarde, los fieles se reúnen en torno a la calle orden de Santiago para despedir a la Reina del Barrio que por unos días se marcha en busca de su hijo al toque de la campana. ¡Al cielo con ella!, ¡al cielo!. Y las bambalinas del palio comienzan la marcha, mezcladas con el sonido de los doce rosarios que cuelgan de sus varales . ¡A esta es!, ¡todas por igual!, adiós dicen los vecinos, hasta pronto. Con caminar lento, poquito a poco, se va alejando tras la Santa Urna que dará sepultura al Señor de la Asunción .

A las 21,30 horas la plaza estaba como si de nuestra Procesion se tratase. Todo Manzanares esta esperando, pero... ¿en el portón? ¿quién hay? Ah¡¡ Son el Señor de la lanzada, la Virgen de Fátima, la Piedad , las tres Marias , la Milagrosa , la Pilarica y nuestra buena vecina la Dolorosa.

La Soledad se acerca un poco más, ya está dentro, ¡ahí quedo!, tras los aplausos,silencio en la Asuncion. El Camarero del Cristo y su auxiliar, con capa sobre los hombros, recogen al Señor y, poco a poco, con devoción y sentimiento, se acercan hasta el altar para comenzar el besapiés de Ntro Señor con unas palabras de Nuestro Hermano Mayor.



Cientos de personas hacen largas filas para acercarse durante unos segundos ante Él a pedirle perdón por los pecados y pedirle ayuda ante los problemas íntimos de cada uno. Tras la muchedumbre, besan el pie la junta de gobierno, siendo el último el Hermano Mayor.


Los camareros, seguidamente, cogen al Señor y por el pasillo central se aproximan hasta el paso donde es depositado a la espera de su salida penintencial, las luces de la Asunción se apagan, una tras de otra, y se queda vacía en silencio. Ya está la Señora junto a su hijo.


Esa noche todos hablarán con su Soledad y le preguntarán, ¿que tal?, ¿cómo estás cada día más guapa?, ¿cómo te visten y te arreglan? , ¿cómo está la gente por ahí fuera? , ¿esta salla es nueva, no? y tus hijos e hijas de la hermandad ¡cómo te cuidan!, ¡estás guapisima!. Hablarán seguro tambien de Semana Santa y los hermanos de la cofradía se preguntarán entre ellos, ¿qué tal con el nuevo Sacerdote ? Pues la parroquia se ve cambiada y se oiran comentarios, pues... los Hermanos Palop ya se jubilaron y Don Luis, el nuevo, intenta de acomodar todo a sus formas y su estilo de trabajar.

En fin, cerramos las puertas y allí se quedan charlando en el silencio de la Asuncion y así terminó sin duda uno de los cultos centrales de la Hermandad.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

OLE, OLE Y mil veces OLE; vaya texto, a sido espectacular se me han puesto lo pelos de punta y un OLE tamb al fotografo.
CON SENTIMIENTO Y DEBOCION
TE VOY A LLAMAR!!!!!!

camarero dijo...

EL MOMENTO DE PODER ACARICIAR AL SEÑOR PARA MI FUE DE LO MAS BONITO QUE PUEDE VIVIR Y SENTIR UN COFRADE NUNCA LO OLVIDARE. ENHORABUENA ME HABEIS HECHO LLORAR CON ESAS FRASES ESCRITAS CON TANTO SENTIMIENTO Y DEVOCION.TODOS POR IGUAL VALIENTES.

Anónimo dijo...

ole la gente guapa de esta Hermandad que es un pedazo de Hermandad para la gente que no le conozca que se acerque que son gentes abiertas para todos oyes y tela con los resumenes estan impresionantes adelante valientes que andais muy bien pero que muy bien de verdad seguir asi

Anónimo dijo...

Que envidia tengo de los camareros del Señor por poder tocarle!!!
Además, van muy guapos con la capa de caballeros, jeje